preparados para el invierno

Después del verano llenamos el cestillo con nueces, que será  comida para las ardillas. Esperemos que les sepan ricas y tengamos que reponerlas muchas veces.

1 comentario: