Comedero para pájaros y ardillas

Hace mucho tiempo que no dedico un rato a enseñaros esas manualidades que en ocasiones me da por hacer y que es pura procastinación.
Tenía una caja de nueces y avellanas de hacía varias temporadas, así que en vez de tirarlas pensé que lo mejor sería llevarlas al pinar. Allí hay muchos pájaros y algunas ardillas. Pensé que llevarlas y dejarlas allí tiradas no era buena idea, mejor sería hacer una caja o casita como contenedor.

Con unas bandejas de polipropileno (esas en las que te venden el queso fresco o las salchichas y que nunca tiro porque me sirven para los talleres de grabado) hice una espedie de casa. También utilice un envase de plástico (de una lasaña) que es más duro, resistente, y profundo. Atravesé un palito de brocheta de los gordos por si a los pájaros les da por apoyarse en él y dejé unicamente una abertura.
Aunque llueva los frutos secos permanecerán así, secos, porque todo está bien sellado.



El segundo paso (y es que todo lo tengo que explicar)  Tenía de adorno en casa un un florero con unas varas largas de cuando mi madre podó la parra del corral. En su día las pegué unas florecitas hechas de papel de seda...  resumiendo, que ya me había cansado de ese adorno y decidí darle nueva vida y que mejor que servir para proteger un poco esta casita, dejarla algo más aparente y que no pareciera una cutrez de plástico.
Tampoco es que sea una maravilla,  me quedé sin palitos (y eso que parecían muchos) así que rematé con unos depresores de madera.
Después la rellené de las nueces y avellanas, pegamos una cuerda y ahora ya está en el pinar.
Tengo que hacer esa foto, queda pendiente.

Espero que os haya gustado esta manualidad-reciclaje y que los frutos secos no se cuezan dentro.




No soy muy precavida y no pensé que enseñaría  los pasos, por eso estas fotos no tienen la bonita apariencia de las que se pueblican en Instagrám, pero bueno.. cada uno hace lo que puede o quiere.


Taller de encuadernación


Mañana sábado estaré en la 1ª Feria del Libro de Tudela de Duero, organizada por su Biblioteca. Por la tarde impartiré un taller de encuadernación para niños y adultos a partir de 12 años.

Veremos dos formas de fabricarnos un libro, el primero en acordeón y después uno  con cosido japones sencillo (yotsume toji).
También en la feria estaré en un stand con Tinta Papel y Cola y  mi compañera Rosa. ¡Os esperamos a todos el sábado y el domingo!