El castillo de Sharon


Esta ilustración tiene mucha historia aunque a simple vista no lo parezca. Nació como un cuento terapia. Intentar hacer entender a un niño que una compañera de su misma edad, de repente ya no está. -¿Pero si Sharon no era abuela? Solo te mueres cuando eres vieja.- Claro, no era abuela, no era mayor, ahí es donde les cuesta entender. Busqué libros que me ayudaran a explicar, algunos muy buenos por cierto, pero en concreto que expliquen a un niño la muerte de un niño, no encontré ninguno. Solo vi de los abuelos, padres... y de la muerte de las cosas, de que todo tiene su momento (ahora no lo recuerdo el título, pero estaba muy bien) La verdad que no es un tema para leer por gusto, pero los libros también son de gran ayuda para explicar cosas que no sabemos como hacer. Intentar que un niño deje de tener pesadillas, que se despierta llorando por las noches, que no quiere morirse..... que no quiere dormir. Muchas preguntas y ganas de hablarlo. Por las noches entre abrazos, ideamos algo: -Escribiremos un cuento para Sharon -me dijo. Ella me cuenta y yo escribo. . Al día siguiente, ella dibuja y yo redibujo. -Vive en un castillo con su abuela, y tiene una muñeca.... cerca de allí hay otras nubes con sus casitas una viejecita con las paredes arrugadas y la otra más bonita y nueva. - asi es como va surgiendo la idea, el cuento, las casas, los lugares, si tienen más compañía, si hay juguetes.... -Su castillo tiene un arcoiris en lo alto y es de color rosa.... - Por supuesto, esta historia está sin terminar, el tiempo cura, sirvió como terapia en momentos difíciles y como ayuda para comprender . Seguramente tendremos que terminarlo, pero..... más adelante, cuando recordar no duela.

9 comentarios:

Sara Morante dijo...

Si ya es difícil para un adulto comprender la muerte de un niño....... Es una tarea dificilísima, Yolanda, difícil saber por dónde empezar, lo resolviste muy bien... Sigue con ello, si puedes. Es cierto que un cuento es una forma "fácil" para que los niños comprendan cambios, etc... -un hermanito nuevo, dejar los pañales, usar el cepillo de dientes, los abuelos que se van... La muerte de un niño es tan dura y dolorosa...

sobri dijo...

La verdad que leyendo esto, me he puesto muy triste...

Y qué bonito hacer este cuento...

Silvia Gándara dijo...

es difícil hablar de estos temas pero muchas veces los niños son capaces de entender mejor que los adultos.
un beso grandote

Oop dijo...

Qué cosa más tierna.
Me parece un proyecto estupendo.
Dificil, pero muy interesante.

Yo estoy con algo parecido, con un libro para enseñar a los niños a echar de menos ls cosas, sin pasarlo mal.

Igual de chungo.

Besos!!!!

Marina dijo...

Uf Yolanda, que dificil tarea.
Pero creo que encaontrste una muy buena forma de explicar, y de pensar con alegría en el recuerdo de la persona que se fue.
Te felicito por eo.
Un beso,
Marina

Daraff dijo...

que fuerte...me puse triste...pero me parece una forma muy didactica de superar la muerte...

Casadesnuda dijo...

es muy triste, pero tambien muy tierno utilizar la imaginacion y los dibujos como terapia! Te admiro!

ASUNCION dijo...

La tarea es difícil, pero tu idea es my buena y estoy segura de que dará muy buenos resultados, sobre todo porque a través del cuento has creado una via de diálogo totalmente abierta a cualquier posibilidad, a cualquier duda que se plantee, porque todo es posible en un cuento. Todo tiene cabida en el cuento, y no hay mentiras. No es menos real un cuento por serlo,que la propia realidad. Los niños distinguen perfectamente la parte de ilusión e imaginación que hay en cada cuento, y llegan mucho más lejos que nosotros en la comprensión del mismo. Tan solo necesitan que alguien esté a su lado, compartiendo su mundo a través de un medio como es el cuento.
ENORABUENA Yolanda. No dejes de terminar ese cuento.
Un beso de cariño.

ASUNCION dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.